¿Qué es el Speed Dating o citas rápidas?

El Speed Dating o citas rápidas como su propio nombre indica son eventos organizados, habitualmente en un restaurante especializado en esta temática, en los que una serie de candidatos tienen un tiempo limitado para conocerse antes de pasar a otra persona.

Son eventos sociales bastante divertidos y recomendables para pasar un buen rato. Yo particularmente me lo he pasado bastante bien en ellos así que si no has probado el Speed Dating te animo a que lo hagas.

Normalmente el tiempo de que se dispone es de unos pocos minutos, aunque depende del establecimiento que organice el evento. Lo habitual es que la cifra esté en torno a los 7 minutos.

Para apuntarse a un evento de Speed Dating o citas rápidas lo habitual es hacerlo a través de la página web del local en el que se celebra el evento o bien comunicándonos por teléfono para hacer una reserva.

Habitualmente este tipo de eventos tienen lógicamente plazas limitadas y aunque se celebran varios encuentros de este tipo cada semana, se hace imprescindible reservar con antelación.

Dado que el tiempo en las citas de speed dating es crucial, es importante causar una buena impresión a la otra parte y para ello me gustaría darte ciertos consejos para que no la líes.

Consejos para citas rápidas ( Speed Dating )

  • Vístete bien: Es algo obvio que no suele pasarse por alto, pero no está de más recordarlo. Recuerda, va as a conocer gente. Tienes que mostrar tu mejor versión. Ve duchado, arreglado y algo perfumado, pero sin pasarte.
  • Ve sin presión: El no ya lo tienes como se suele decir, así que ve tranquilo sólo con el ánimo de conocer gente nueva. Puede que conozcas a alguien interesante o puede que no. En cualquier caso, no parezcas desesperado por salir con novia del local.
  • Intenta ser simpático: Incluso si no es un mejor cualidad, una persona alegre y optimista tiene más posibilidades de congeniar con la otra parte.
  • Sé positivo: Hablar de lo hij* de p*** que era tu ex no te va a ayudar en nada en tus citas, tanto normales como rápidas. Tampoco es buena idea hablar de cómo te putea el jefe en el curro, lo apurado que vas de pasta cada mes, etcétera. Sólo cosas positivas.
  • Escucha lo que te tienen que decir: Intenta mostrarte como alguien atento y que sabe escuchar. Interrumpir a la otra parte constantemente puede molestar, especialmente cuando aún no os conocéis.
  • Mira a los ojos al hablar: Muéstrate como alguien seguro de tí mismo. Mirar a los ojos al hablar es una señal clara de que alguien está seguro de sí mismo, o al menos lo intenta. Si hablas mirando a la mesa constantemente lo vas a tener crudo para agradar, aunque si la otra persona es tímida también igual no le da mucha importancia.
  • Cuida los gestos: Parte de la seguridad que desprende uno mismo viene de la parte gestual. Si estás nervioso intenta que no se note. Nada de mover la pierna sin control ni de estar moviéndote continuamente. Adopta una postura lo más tranquila y conciliadora posible.
  • No tengas miedo de preguntar: No seas tú el que siempre responde las preguntas. Lanza tu también tus propias preguntas, y si son sobre temas agradables o divertidos aún mejor. Ya sabes, preguntas sobre viajes, películas, series, actividades deportivas, ocio, etc.

Estos son los consejos que puedo darte sobre las citas  rápidas. Personalmente me han funcionado bastante bien y creo que a ti pueden irte bien también.

Por último recordarte que no sólo tú puede que estés nervioso. Las chicas están tan nerviosas o más que tú, así que no pienses que eres un bicho raro por ello.

Piensa que no eres menos que nadie y que no te van a comer. Actúa con normalidad y no te tomes en serio tus defectillos, porque nadie es perfecto.

Dejen sus opiniones